MENU
itfres

Testimonio H. Rafael Hinojosa

19 enero, 2016 • Noticias

¿Qué me enganchó a lo marista? 

–          La persona de algunos Hermanos y el espíritu de familia y hermandad que he visto en ellos.

¿Qué me ha aportado la experiencia de vida en grupo…? 

–          Me ha ensanchado la mente y el corazón para estar abierto a las distintas opciones en la vida y a no encasillarme cabezonamente en mis propias ideas.

¿Qué me enamora de lo maristas, qué me da vida? 

–          La sencillez, el ejemplo de Champagnat y los primeros Hermanos, un grupo de Hermanos que me parece son fieles al de S. Marcelino hoy, la valentía de otros y el abrir caminos.

¿Qué alimenta mi vida de marista? 

–          El evangelio, la Palabra de Dios, la oración, las relaciones de hermandad en la comunidad, María, el amor al trabajo, la presencia.

¿En qué ámbitos me muevo, trabajo y cómo manifiesto mi experiencia marista? 

–          Estoy ya jubilado. De vez en cuando sustituyo en alguna clase. Además:

Preparo a madres para que sean catequistas, llevo un grupo de  GVX -Comunidad, pertenezco a una Fraternidad, soy con un laico responsable de la Comisión HH-Laicos del Colegio, me reúno cada mes con un grupo de sacerdotes y religiosos de los focolares, pertenezco a un grupo de mi parroquia donde enseñamos a personas mayores a leer y escribir, voy al Colegio, por lo menos una vez a la semana, sencillamente para que me vean (la presencia marista). En todas estas actividades manifiesto mi experiencia marista con mi ser, mi manera de tratar a lasa personas, optimizando siempre y tratando de inyectar y transmitir esperanza y alegría, que buena falta nos hace.

¿Cuál es mi experiencia personal en el trabajo? 

–          Trato de empatizar con todas las personas y respetarlas al máximo. Y deseo vivir una frase que viene en el documento de Comunidad emanado del XVI Capítulo General que me impactó enormemente la primera vez que la leí y me hace mucho bien. Dice así: Debemos admirar en el prójimo aquella manera de ser que la hace distinta a nosotros y a nosotros se opone.

Trato que mi trabajo tenga sentido ofreciéndoselo a Dios.

¿A qué me siento llamado, invitado? 

–          Me siento llamado con mucha fuerza e ilusión al mensaje audaz y valiente que nos brinda la Asamblea tenida en Guardamar del 5-8 diciembre. Y es que en las palabras dicho mensaje no tiene desperdicio, todo es sustancia, esencia. Es mi deseo seguir navegando por esos mares siendo guiado por las velas del Espíritu, sabiendo que voy a llegar a buen puerto.

¿Dónde recurro para cargar pilas, cuáles son mis fuentes? 

–          Mis fuentes o mis puntos cardinales para orientarme por el verdadero camino son: Papá Dios, la confianza ciega en su infinita misericordia; Jesús, su Palabra me da vida; María, la estrella de mi vida; Marcelino, la forma concreta de vivir mi ser de cristiano; Teresita, la guinda del pastel con su camino de infancia espiritual.

¿Qué actitudes y características de María me parecen motivadoras…? 

–          María para mí es esencial en mi seguimiento de su Hijo Jesús. Hago mío totalmente el capítulo 2º del documento Agua de la Roca, porque encuentro en él las actitudes y características motivadoras y atractivas para mi vida en el hoy de la historia.

FOTO FRATERNIDAD VDV

« »