MENU
itfres

Arranca el curso 2017-2018 en Maristas Mediterránea

11 Septiembre, 2017 • Noticias

Los colegios de nuestra Provincia reciben a los alumnos en sus aulas cargados de ilusión y nuevos retos para completar en este nuevo ejercicio académico

El curso 2017-2018 arranca en Maristas Mediterránea. Abren, de nuevo, las aulas de todos los colegios y, entre ellas, las de nuestros centros maristas de la Provincia y lo hacen cargados de ilusión y de nuevos retos para completar, juntos, a lo largo de este nuevo ejercicio académico en el que, en el caso de los centros maristas, el lema elegido es “Muévete”, un mensaje claro de todo el empuje, la actividad, la acción y la innovación que preside el día a día de nuestras obras educativas.

La Institución de los Hermanos Maristas de la Enseñanza se preocupa cada año de poner la educación al servicio de la sociedad, promoviendo la formación integral de niños y jóvenes al estilo de San Marcelino Champagnat, para dar a conocer y amar a Jesucristo. En esta línea se va a trabajar en este curso 2017-2018, para ofrecer la mejor oferta educativa posible para los miles de alumnos, y sus familias, que depositan su confianza en nosotros.

La incorporación a las aulas, en los colegios de Maristas Mediterránea en territorio español, será progresiva. Así, hoy han comenzado por los niveles de Infantil y Primaria, a los que se unirán en los próximos días los de Secundaria y Bachillerato. Afortunadamente, esta primera jornada se ha desarrollado sin incidencias y con absoluta normalidad en nuestros centros.

El lema de este año nos invita al cambio, a la mejora, al movimiento y, por ello, nuestros centros van a estar repletos de actividades, con el compromiso de todos los claustros y la más que demostrada implicación, año tras año, de todas las familias maristas. Esta dinámica de trabajo se reproducirá en las diferentes comunidades autónomas: las Eucaristías, las actividades deportivas, las iniciativas solidarias y, por supuesto, las propuestas pedagógicas de Maristas van a ser una constante en nuestras 17 obras educativas de España, con la participación de los más de 18.500 alumnos y los más de 1.100 profesores y trabajadores repartidos en la Península.

Lo mismo sucederá, con la particularidad de sus calendarios propios, en los diferentes territorios en los que está presente la Provincia Marista Mediterránea. Así, en Italia, sus cinco escuelas maristas -Binzago, Cesano, Génova, Giugliano y Roma- afrontan el curso 2017-2018 con mucha ilusión y esperanza puesta en los cerca de 1.800 estudiantes y los casi 200 trabajadores de estas sedes, para completar un curso repleto de alegrías.

Y una situación parecida nos encontramos en Líbano, donde Maristas Mediterránea cuenta con dos colegios -Champville y Jbail- en los que cursan sus estudios unos 5.700 alumnos e imparten docencia unos 425 profesionales de la enseñanza. Su labor allí es muy valorada y queremos seguir creciendo en la gran labor de la enseñanza durante este 2017-2018.

En definitiva, compartimos una gran ilusión por seguir avanzando en este proyecto de Marcelino Champagnat y ofrecer un servicio a la altura de lo que la sociedad demanda. Queremos continuar nuestro apostolado como educadores y, para ello, agradecemos el esfuerzo que todos -profesores y familias- hacen a diario para apoyar, confiar y construir el proyecto marista.

Con nuestros mejores deseos para este nuevo curso escolar 2017-2018, acabamos con unas palabras pronunciadas por el Papa Francisco ante Educadores y a propósito de la Educación: “La educación es el mejor servicio que se puede prestar a la sociedad, pues es la base de toda transformación de progreso humano, tanto personal como comunitario. Este sacrificado servicio pasa desapercibido para muchos. Probablemente, ustedes no podrán ver el fruto de su labor cuando éste aparezca, pero estoy convencido de que gran parte de sus alumnos valorarán y agradecerán algún día lo sembrado ahora. No confundan nunca el éxito con la eficacia. En la vida no siempre lo eficaz es exitoso y viceversa. Tengan paciencia, mejor, esperanza. No olviden que la clave de toda obra buena está en la perseverancia y en ser conscientes del valor del trabajo bien hecho, independientemente de sus resultados inmediatos. Sean fuertes y valientes, tengan fe en ustedes y en lo que hacen”.

« »