MENU
itfres
120716_1600_Msde450prof6.jpg

Más de 450 profesores participan en la I Jornada del Educador Marista celebrado este otoño en Alicante y Córdoba

7 diciembre, 2016 • Noticias

La Provincia Maristas Mediterránea ha celebrado en este otoño la I Jornada del Educador Marista, una iniciativa formativa que ha tenido como sedes los colegios de Alicante y Córdoba y que ha contado con la participación de más de 450 profesores procedentes de las cuatro comunidades autónomas (Extremadura, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana) que forman parte de esta provincia de la Institución de los Hermanos Maristas en España.

Esta actividad de formación, organizada desde el Equipo Provincial de Educación, se ha desarrollado en dos fines de semana distintos -primero en Alicante (15 de octubre) y después en Córdoba (hoy 26 de noviembre)- y, de manera global, se ha realizado una valoración muy positiva de la propuesta por parte de los docentes que han tomado parte de estos encuentros, enfocados al intercambio de experiencias y a la adquisición de competencias en distintos planes personales y profesionales.

El objetivo de esta doble jornada ha sido, por un lado, buscar el encuentro de todos los educadores y su refuerzo de la visión, la misión y los valores propios que transmite la enseñanza en los centros maristas; y, por otro lado, compartir las buenas prácticas pedagógicas que se desarrollan en las aulas de distintos colegios, favoreciendo la conexión entre los profesores en un clima amigable y familiar.

Según el Delegado Provincial de Educación, Bartolomé Gil, se ha tratado de una “actividad abierta”, la cual está especialmente indicada para los equipos directivos, los equipos de pastoral, orientación y de formación e innovación en los centros; pues se abordan temas que resultan útiles en nuestro día a día en las aulas.

En este sentido, profesores maristas de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato han presentado al resto los proyectos pedagógicos innovadores que han llevado a cabo el pasado curso y que han sido merecedores de los Premios La Valla 2015, unos galardones otorgados por la propia institución marista a trabajos educativos de interés y eficacia en el aula, novedosos y con altas dosis de creatividad.

En concreto, en la categoría de Infantil y Primaria se han explicado los proyectos ‘Estimulación Temprana’ (Algemesí), ‘Phonics’ y ‘Dubbing’ (Alicante) y ‘Plan Lector’ (Denia); mientras que en la categoría de Secundaria se ha hecho lo propio con los proyectos de ‘Mediación’ y ‘Mini-Braseros’ (Valencia), ‘Laboratorio de Pruebas. Nuevas Formas de Aprendizaje’ (Alicante) y ‘Carnaval’ (Badajoz), entre otros.

Rafael García, delegado provincial de Recursos Humanos, ha valorado toda la capacidad de los docentes “para generar nuevos recursos en los centros docentes con el consiguiente beneficio que eso tiene en el aprendizaje de los alumnos, que se hace mucho más ameno y completo, puesto que los niños y jóvenes se enriquecen con unas clases sorprendentes, que les resultan atractivas y llenas de actividades didácticas con las que trabajan multitud de destrezas y habilidades”.

Por otra parte, en la línea de experiencia para los profesores, en esta I Jornada del Educador Marista se ha trabajado la inteligencia espiritual, un concepto que la Institución Marista, a través del Equipo Provincial de Pastoral, lleva divulgando ya varios cursos, vinculada al aspecto de la interioridad y al trabajo personal para alcanzar un mejor y mayor conocimiento de uno mismo, de sus capacidades y de los valores para aportar a la sociedad y, en concreto, al entorno educativo diario.

La finalidad es lograr un equilibrio personal que redunde en nuestra vida y, por tanto, también en nuestra actividad profesional. David J. Gaspar, educador y profesor de Secundaria y Bachillerato en el Colegio Compañía de María de Zaragoza, ha ofrecido una ponencia en ambas sedes (Alicante y Córdoba) sobre este tema. “Esta realidad profunda de cada persona, que se manifiesta de diferente forma, Debe ser trabajada y educada para, después, estar abiertos a los demás, ser consciente de que no tenemos todas las respuestas y sí muchas preguntas, para ayudar al resto de personas -ya sean alumnos o profesores- en las necesidades personales o profesionales que tengan”, ha señalado Gaspar.

Finalmente, Chano Guzmán, coordinador provincial del Consejo de Obras Educativas Maristas, ha destacado la importancia de jornadas de este tipo para que los docentes de los colegios maristas se sientan valorados y que la institución se preocupa por estar a la vanguardia de las técnicas educativas. “Nuestro carisma nos urge a estar atentos a las llamadas de nuestro tiempo, a los anhelos y necesidades de la gente, especialmente de nuestro alumnado”, ha concluido Guzmán.

Por parte de los participantes, la sensación ha sido de “satisfacción” ante la posibilidad de contar con esta herramienta formativa cada año, porque sería de mucha utilidad y motivadora para exponer los avances pedagógicos de cada colegio marista. Sí es cierto que, en general, han echado en falta algo más de tiempo para profundizar en los temas, merced al interés que despertaban los proyectos.

“Los Premios La Vallá son un medio de reconocimiento a la importante labor de atención, innovación y superación en materia educativa y la Jornada del Educador sirve para dar más visibilidad si cabe a este trabajo colectivo, para compartir inquietudes y poner en valor tales prácticas pedagógicas dentro del cambio de paradigma educativo que estamos viviendo”, ha indicado Gil.

Por todo ello, desde el Equipo Provincial de Educación se cree acertado el haber puesto en marcha esta Jornada del Educador Marista, una iniciativa con la que se espera contribuir a ese “soñar a lo grande y trabajar en comunidad en torno a la mesa de La Vallá para, 200 años después, actualizar el sueño de Marcelino Champagnat de crear buenos cristianos y honrados ciudadanos”, para que, dotados de las mejores técnicas educativas, les ayudemos a que sean actores que transformen y revolucionen la sociedad actual hacia un mundo más justo y más solidario, donde nuestra prioridad sean aquellos que más nos necesitan.

« »