Noticias

Maristas, en solidaridad con Marruecos y Libia

El Equipo Provincial de Solidaridad de Maristas Mediterránea envía información y una serie de instrucciones a nuestros colegios y obras sociales para coordinar y ofrecer toda la ayuda posible a las personas afectadas en ambos desastres Maristas Mediterránea se suma al resto de instituciones y personas que, humildemente, están colaborando con Marruecos debido al seísmo y con Libia por las inundaciones que ambos países han sufrido en este mes de septiembre. Son días tristes y dramáticos para estos países africanos y, desde Maristas, se siguen con mucha preocupación las labores de atención a las víctimas y por saber cómo se encuentran quienes más están sufriendo las consecuencias de estos desastres. Así, la Provincia Marista Mediterránea ha definido unas líneas de actuación, para todas sus obras educativas, relativas a la ayuda a los pueblos marroquí y libio y los damnificados por estas catástrofes que les ha tocado vivir. Desde el Equipo Provincial de Solidaridad (EPS), en trabajo conjunto con el resto de los equipos provinciales, la Fundación Marcelino Champagnat y la ONGD SED, se han establecido una serie de acciones para que se lleven a cabo en todas las obras educativas maristas y con el objetivo de solidarizarse con las personas que padecen la situación generada en Libia y Marruecos y colaborar con las distintas entidades que están sobre el terreno: La primera propuesta es realizar un minuto de silencio en algún momento del día que sirva como recordatorio de todas las víctimas; personas fallecidas, heridas y todas las que han perdido su hogar y su medio de subsistencia. La segunda es que, en las oraciones de la mañana de cada día, los docentes incidan y reflexionen sobre la solidaridad entre seres humanos que traspasa fronteras, religiones y políticas, porque lo primero que somos es Hijos de Dios y, por consiguiente, hermanos. La tercera, visibilizar el compromiso con los damnificados en las redes sociales con el hashtag #MaristasEnSolidaridad con difusiones periódicas sobre este tema, para mostrar cercanía con el desastre y contribuir a que no se olvide su difícil situación con el paso de los días. Y la cuarta, recordar que, para donaciones económicas, Cáritas tiene habilitado en su web un formulario para realizar donaciones en el caso de Marruecos, al que cual se puede acceder a través de la propia web de Cáritas Española. Y que el Comité Internacional de la Cruz Roja está liderando, junto a distintos organismos de la ONU, toda la ayuda en primera línea. Por tanto, os enlazamos esta web para canalizar las aportaciones en el caso de Libia. Ilustramos la acciones con la circular emitida para el caso de Marruecos: Maristas Mediterránea cuenta con muchos jóvenes en sus obras sociales que son de origen marroquí y "queremos que, desde todos los ámbitos, nos sientan -ahora más que nunca- junto a ellos y sus familias". Desde la Fundación Marcelino Champagnat se trabaja de forma coordinada con los responsables de los recursos residenciales para dar el mayor acompañamiento posible a estos jóvenes y a sus familias. Igualmente, se establecerán protocolos de acompañamiento y seguimiento de los beneficiarios de origen marroquí que participan en nuestros programas socioeducativos y de inserción sociolaboral. “Agradecemos de antemano toda la solidaridad, ayuda y apoyo de Maristas Mediterránea para todas las personas que están sufriendo los estragos del terremoto y las inundaciones. Desde el primer día, estamos intentando ponernos en contacto con las familias de los jóvenes marroquíes de los hogares de emancipación, también con los que participan como alumnos de nuestras escuelas taller y programas socioeducativos. En nombre de todos ellos, un millón de GRACIAS DE CORAZÓN por estar siempre al pie del cañón en todas nuestras campañas, acciones solidarias y en momentos como éste, de extrema necesidad”, explican desde el EPS. No podemos buscar excusas para quedar indiferentes. Quedémonos con las palabras del Papa Francisco, “TODOS caben en nuestra Iglesia y si no hay sitio, se le abre”. Que la fraternidad que profesamos los Maristas cambie los corazones de un mundo demasiado acostumbrado a las situaciones de dolor, hambre y

Ver más

Noticias

Entra, estás en casa

Iniciamos el curso 2023-2024 y lo hacemos con nuevo lema y con toda la ilusión y la esperanza que ponemos en esta nueva etapa que comienza ¡Os damos la bienvenida a este nuevo curso 2023-2024! Y lo hacemos a través de la nueva propuesta educativa que las Provincias Maristas de la Región Europea ofrecemos como lema común: “Estás en casa”. Un lema que nace con la ilusión de dar respuesta -buena respuesta, cristiana respuesta- a la realidad en la que vivimos. Así, la propuesta marista es la de ser una casa donde quepamos todas las personas, con nuestras características y nuestras diferencias. Y, sobre todo, ahora que comienza un nuevo curso, que seamos un lugar donde nos sintamos en casa: cuidados, acogidos, tenidos en cuenta, etc… Y no solo en cada colegio, sino en esa gran casa común que es el mundo y donde somos una gran familia global. Esta experiencia ‘de casa’ tiene su centro en como Jesús acoge y acompaña y es ejemplo de mirada atenta a la persona, inclusiva. Una experiencia a la que hemos sido llamados últimamente como maristas, a ser “hogares de luz y faros de esperanza”, cuidando la vida y generando nueva vida. Para cualquier persona, estar en casa es sentirse cómoda, cuidada, protegida, valorada, querida, reconfortada, tranquila, libre, parte de algo, protagonista, celebrada, respetada, escuchada, proactiva, reconocida… Así pues, ¿cómo no vamos a querer sentirnos en casa? Y no solo nuestros niños, niñas y jóvenes; también educadores y familias, y todos los miembros de la comunidad educativa. Es una forma de ser y estar en el mundo que deseamos que también se contagie a nuestros barrios, parroquias, ciudades, Iglesia, mundo. Y no sería una verdadera casa, si no lo fuera para todos y cada uno de los que formamos parte de ella. La gestión de la diferencia es un valor fundamental en nuestra casa. Permitir que cada persona potencie su propia identidad, cuidando todas sus dimensiones. Supone educar para SER en un mundo que es diverso. La naturaleza, las culturas, las sociedades, las capacidades de las personas son diversas. Y, en esa realidad, nos sentimos y estamos llamados a crear ambientes de crecimiento y de convivencia para todos y cada uno de nuestros niños, niñas y jóvenes. Como Maristas de Champagnat, la inclusión es uno de los retos que tener siempre presente; una búsqueda constante para responder a las necesidades de cada momento, reconociendo la diversidad humana como un valor y un principio ético y evangélico. Es una llamada a transformar las vidas mediante la educación sin dejar a nadie atrás. Pensar en nuestra casa es hacerlo en nuestros centros educativos como lugares con variedad de opciones sobre qué y cómo aprender; dando paso a procesos participativos en los que aprendemos a dialogar como iguales, a compartir y a ser responsables. Somos una casa abierta, en la que instituciones, organizaciones y grupos de la comunidad se implican en el diseño de proyectos; donde todos participan y se facilita el desarrollo en distintos contextos. Una casa que favorece el camino hacia una concepción de la educación como tarea compartida por familias, escuela y otras instituciones sociales comprometidas con la educación, como nuestras Fundación Marcelino Champagnat y Fondazione Siamo Mediterraneo o nuestros queridos Maristas Azules. Este lema conecta, además, con el Pacto Educativo Global que solicitamos y con los compromisos de poner a la persona en el centro, abrirse a la acogida y escuchar a las jóvenes generaciones; al tiempo que enlaza con múltiples mensajes de la Biblia en clave de equidad, relaciones, cuidado, protección… “Estar en casa”, en definitiva, es más que una frase hecha. Es algo sentido en lo más profundo de nuestro ser. Es saber que aquí, en Maristas, de verdad, en mayúsculas y con todo lo que significa… ESTÁS EN TU CASA. Es un lugar al que sientes que perteneces, que vives como tuyo. Todo se resume en esto. Porque no es una casa cualquiera, es la de Maristas, es la tuya: entra, estás en casa. Feliz Curso

Ver más

Noticias

Protección contra el Maltrato Infantil

Se están realizando sesiones de tutorías en torno al 25 de abril, en las obras educativas de Maristas Mediterránea, para seguir potenciando el cuidado de los menores en los entornos maristas Este mes estamos conmemorando el Día contra el Maltrato Infantil, 25 de abril. En torno a esta fecha estamos potenciando los mensaje de protección y cuidado de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Entre las medidas, el recientemente elaborado cartel de “Protégete” con reglas de autoprotección es uno de los elementos que más se está empleando en esta labor. Esta cartelería tiene dos versiones, la de pictogramas, que es para las clases de Infantil y para los cursos de 1º y 2º Primaria y aulas de apoyo a la integración. Después existe otra versión para los niveles superiores, con los mismos mensajes pero con imágenes más acordes para conectar con los niveles superiores de Primaria, ESO y Bachillerato. Se ha hecho una campaña de divulgación muy amplia, habiendo un cartel de “Protégete” de forma permanente para cada clase, además de otros de refuerzo para las zonas comunes de las obras educativas (pasillos, salas de trabajo, algunos despachos, etc). Asimismo, cada tutor/a está haciendo una alusión a esta cartelería, destacando la importancia de que cualquier escolar, independientemente de su edad, sepa actuar ante situaciones en de riesgo en la que puedan estar desprotegidos. Asimismo, las semanas anterior y posterior al propio 25 de abril están siendo las fechas escogidas principalmente para desarrollar las tutorías de protección frente al maltrato. En ellas, los tutores conectan el contenido de las mismas sesiones con los carteles y relacionan también los mensajes de garantizar el bienestar de los menores y de generar entornos seguros con el resto de la tutoría y el propio cartel. En este sentido, la política institucional de Maristas Mediterránea marca este objetivo para que los menores puedan crecer y desarrollarse en un ambiente seguro y positivo. Para ello, junto a la educación y acompañamiento del alumnado, se desarrolla una triple actuación de prevención, detección y actuación frente a cualquier tipo de maltrato o abuso. Como consecuencia de estos principios y compromisos, se trabaja para mejorar el acceso de los menores a la información que les concierne en estos asuntos, adaptándose en todo momento a la edad de los mismos. Concretamente, los colegios están llevando a cabo dos sesiones de tutoría grupales desde el primer curso de Infantil hasta el último de Bachillerato. Todas ellas tienen como propósito esencial desarrollar un trabajo de política de prevención frente al maltrato y de cultura del buen trato. Entre los materiales, diversos creaciones audiovisuales, una guía didáctica contra para la prevención del abuso sexual y que facilita cumplir con esa máxima de "tolerancia cero" frente a cualquier tipo de abuso o maltrato. Además, se cuenta con una infografía que resumen técnicas y estrategias metodológicas para fomentar esa mencionada cultura del buen trato y del cuidado de nuestros menores. Con todo ello, se contribuye igualmente a este concepto de “romper el silencio”, ya que uno de los fines últimos del trabajo que se desarrolla con el alumnado es dotarles de herramientas que les ayuden a detectar y protegerse del abuso sexual, siendo este escenario -asimismo- una posibilidad de que estas acciones contribuyan a que algún escolar encuentre la oportunidad de comunicar alguna situación personal. “Esto implica que debemos estar muy atentos a cualquier señal y debemos de poner en marcha los mecanismos y protocolos establecidos para ello”, explican desde el área de Orientación Provincial. Por su parte, el Equipo de Acompañamiento ‘Buscando el Bien de los Menores’ (EABBM), aprovecha estas líneas para reconocer y agradecer todo el esfuerzo que se hace en cada una de las obras educativas para que nuestro alumnado se sienta seguro, cuidado y cómodo en las obras maristas, tal y como se desprende de las conclusiones del XXII Capítulo General. #CaminamosATuLado

Ver más

Noticias

Pascua, siempre en compañía

Hacemos balance de las actividades de Semana Santa en parte de nuestra Provincia Marista Mediterránea a través del testimonio de varias personas de nuestra Pastoral El tiempo litúrgico de la Semana Santa es uno de los momentos más especiales e intensos que, como cristianos, vivimos a lo largo del año. Con todas las actividades propuestas desde el Equipo Provincial de Pastoral (retiros, convivencias, etc…) y organizadas en España, Italia y Líbano-Siria se ha cubierto el siempre importante objetivo de celebrar la Pascua en comunidad. Esta compañía se ha hecho palpable en cada encuentro de jóvenes, laicos y hermanos que se ha producido, compartiendo espacio, tiempo, reflexiones… y esta compañía ha estado protagonizada también, por esa presencia de Jesús que nos une e inspira. “Se notaba un muy buen rollo entre todos: animadores, equipo de coordinación y chavales. Creo que el objetivo principal se ha cumplido al 100% y, sin duda, lo que más nos llevamos todos de esta Pascua es que siempre vamos a estar acompañados por Jesús y queremos ser fieles seguidores de Él y como él, siendo BuenaJente”, comenta Rafa Avilés, coordinador de la Prepascua de Z3 en Bonanza. Según Avilés, en general la Pascua ha ido “genial”, porque chicos y chicas han acudido muy motivados de las ciudades y el tema del “BuenaJente” llegaba muy bien trabajado desde el origen. “La Pascua ha sido la guinda del pastel”, añade. Igualmente hacen un balance más que positivo de la “Pascua Hoy” y es que, a través de este ‘título’ sugerente, se han establecido actividades con todos los niveles de Comunidad. “El planteamiento con gente de niveles tan heterogéneos, de experiencias personales tan dispares, de vivencias de Pascua tan diferentes podría haber resultado caótico, pero como siempre, el Espíritu sopla y la Vida se hace presente en forma de confianza plena”, explica la coordinadora Ana Merino. Allí, han sido en total 51 participantes de comunidad, de los cuales 8 pertenecían a niveles de Comunidad 3 a 6, que ya habían vivido Pascuas de este nivel antes de la pandemia. El resto, 43 de Comunidad 1 y 2 que se estrenaban, por así decirlo, con una “mochila de vida” diferente a lo que se encontraba en otras ocasiones. “Aun así, lo que movía esta Pascua en todos los que allí estábamos era responder a una llamada, experimentar junto a Jesús su amor sin medida, su modelo de entrega por los demás y el encuentro con el Resucitado”, detalla Merino. En concreto, se han realizado dinámicas en la propia casa de Castillo de Maimón (Córdoba), combinadas con salidas por las calles del barrio del Naranjo o por espacios de compromiso y vivencia del encuentro con Jesús, todo lo cual llenó los 4 días de convivencia, en la, según los propios organizadores, “todo fue rodado: los participantes fueron poco a poco encontrando su lugar y disposición para la reflexión y oración, los animadores siempre disponibles para acompañar y escuchar a quienes no tenían tanta experiencia, los hermanos Juan Antonio y Rafa dando testimonio de su vocación y su servicio para con los jóvenes, Pablo, el sacerdote, que ha estado en todas las celebraciones adaptándose a nuestra forma de vivir la liturgia, los responsables de la casa y la cocina dispuestos a todo lo que nos hiciera falta y un equipo de coordinación al servicio de todos, disponiendo de tiempo, materiales y coches para lo que hiciera falta”. En definitiva, una “Pascua Hoy” en la que -más que nunca en sus vidas- el Resucitado ha salido a su encuentro y les ha ido contando su vida “para que ardiera nuestro corazón y saliéramos a comunicarlo a cada una de nuestras ciudades”. A todo esto, Marta Romero, coordinadora de la actividad de Pascua en Bonanza, con los chicos y chicas de 1y2 de Bachillerato, añade: “Volvimos al origen, lo conocimos, ¡y comenzamos de nuevo! De Sinaí a la Vida en Bonanza nos ha dado la oportunidad a más de 120 jóvenes de MarCha3-4 de acercarnos a la cultura y tradición judía en la que Jesús creció”. Y, como relatan de manera conjunta, una vez conocida toda la ‘historia’ y su significado, ¡todo cobró sentido! “Pudimos acompañar a Jesús en su momento más difícil de pasión y muerte y, junto a María y su esperanza, celebrar el motivo que nos une: la

Ver más

Noticias

De Pascua con el cántaro lleno

Nuestra Provincia de Maristas Mediterránea desarrolla estos días una serie de encuentros y actividades para vivir y celebrar la Pascua Maristas Mediterránea se encuentra en plena celebración de la Semana Santa y, en diferentes puntos de la geografía española, italiana, siria y libanesa, se están llevando a cabo encuentros, retiros y otra serie de actividades relacionadas con la vivencia de este tiempo de Pascua. Además de las cifras y ubicaciones que ya detallamos en una noticia anterior, todas estas jornadas se están desarrollado bajo una temática común que se estructura a partir del refrán que dice “Tanto va el cántaro a la fuente…” Y, si hiciésemos caso al dicho popular, completaríamos esa frase con una segunda parte que reza: “…que termina por romperse”. Ésta es la primera idea que se viene a la cabeza; sin embargo, desde el Equipo Provincial de Pastoral (EPP) quieren darle otro enfoque a esta expresión del refranero. Así, desde los Grupos de Vida Cristiana (GVX) de Maristas Mediterránea han propuesto cambiar el refrán y en todas las convivencia de Prepascua y Pascua están afirmando: “TANTO VA EL CÁNTARO A LA FUENTE… ¡QUE AL FINAL SE LLENA!” Porque junto a Él (Dios) “nunca más tendremos sed”. Porque con Él nos convertimos en fuentes para los demás. «Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para la vida eterna» (Juan 4:14). Así pues, y a raíz de este planteamiento, las ‘obligadas’ preguntas que surgen y que se están haciendo -y que nos hacen- nuestros jóvenes son las siguientes: ¿Quieres volverte cántaro? ¿Te apuntas a esta locura de ‘llenarse’? Y es que, volviendo al refrán original, surge la siguiente duda: ¿qué se rompe, el cántaro o la fuente? El dicho popular se refiere al cántaro, pues hace referencia a los tiempos en que no había agua en las casas y había que ir hasta la fuente a por ella, de forma que, más tarde o más temprano, el cántaro se rompía, ya fuese por desgaste por un uso excesivo o por algún desgraciado accidente que acababa con él hecho pedazos. A este respecto, se trata de un refrán que habla del peligro. Quien se expone con frecuencia a las situaciones de riesgo, tarde o temprano quedará atrapado en ellas. Ojo con el cántaro, que está muy lleno. Ojo con el camino, que es escarpado. Ojo con la fuente, que ya no da más… ¡Hasta que se nos rompe el cántaro!... ¡Y el agua, uf, cuánta agua que se nos fue y perdimos…! Es que por entonces eran cántaros de barro, frágil material el de aquellos recipientes… “Sin embargo, en grupos vamos siempre a contracorriente. Aunque muchos nos digan que ‘estamos locos’ por entregar nuestro tiempo, que ya son muchos años metidos en “esta movida”, que si cuándo vamos a tomarnos unos días para descansar… Tú, yo, nosotros, no entendemos la vida sin riesgos ni entregas…”, explican desde el Equipo Provincial de Pastoral. Según detallan desde el EPP, en GVX son más de mantener la esperanza en las personas, de querer sacar la mejor ‘agua fresca’ para compartirla, de sacar la mejor de otros, para potenciar sus dones… “Somos de mover el agua de aquí para allá, de no estancarnos, de buscar nuevos caudales, de abrir nuevos brocales, pozos, etc”. En ese sentido, como sucede cada año, en la gran historia de estos grupos de Maristas Mediterránea se están llevando a cabo actividades que experimentan intensamente los participantes y también los catequistas y coordinadores, como parte de su proceso, como parte de su vida. Desde el propio Equipo de Pastoral, tan sólo quieran dar las gracias por la disposición, el trabajo y el esfuerzo de todas las personas que se involucran en esta iniciativa pascual. “Estamos poniendo todo de nuestra parte para construir juntos esta Semana Santa de GVX, sabiendo que Él es la fuente donde llenar nuestro cántaro para compartir con los demás su agua fresca que nos llena de vida”, concluyen desde el EPP.

Ver más